El peor maremoto ocurrido en Cadiz

Esta terrible historia ocurrida en el siglo XVIII en cadiz,fue,es y será traspasado en Cádiz de padres e hijos,por lo que pasó y por lo que se supone que pasará.

 Una mañana del 1 de Noviembre de 1.755, amaneció un día precioso y soleado.Debido a esto, mucha gente se animó a salir a la calle a pasear o para hacer sus cosas,sin saber lo que estaba ocurriendo a miles de kilómetros y las consecuencias que iba a ocurrir en esta ciudad.

 En esos momentos,en la ciudad portuguesa de Lisboa,surge un fuerte terremoto  que provocó importantes destrozos materiales y muerte de cientos de lisboetas.

 Al cabo de varias horas,los gaditanos sin saber nada,teniendo en cuenta que la comunicación en esa época era escasa y lenta,empiezan a extrañarse que con lo bonito que estaba el día,empezara a nublarse rápidamente y a levantarse un viento poco común, además de empezar a oír un extraño rugido de fondo.

 Los gaditanos empezaban a comentar esto,unos se miraban asustados,otros se precipitaban huyendo a sus casas y los más curiosos se acercaban a la playa La Caleta para ver que estaba pasando. Los gaditanos veían el mar tan tranquilo como un plato pero el rugido era cada vez más fuerte y venía del fondo del mar.

 La historia cuenta que de pronto ,el mar empezó a alejarse de la costa, más y más hasta que se veía todo el fondo rocoso de la costa Gaditana. Y de pronto,empiezan a ver como ese ruido empieza a convertirse en un espantoso rugido y a observarse de lejos una gigantesca ola que se precipitaban rápidamente hacia la ciudad. Fue horroroso la gente chillando,corriendo,cayéndose y pisándose para huir despavoridos para salvarse. Las olas eran gigantescas y muy violentas provocando grandes destrozos,y cada vez se entraban más en la ciudad arrastrando todo lo que se ponía por medio.


Entonces,en la zona de La Playa la Caleta, había un barrio,La Viña,en el centro de este barrio se sitúa la famosa calle La Palma,y al final está la Iglesia La Palma. Debido al terror que estaba ocurriendo y ante la amenaza de que fuera peor y arroyara toda la ciudad,el fraile capuchino Bernardo y el Párroco Francisco Macías sacaron un crucifijo y un estandarte de la virgen de la Palma y gritaron " Hasta aquí,Madre mía!!!!!" Y de pronto las aguas se detuvieron en ese mismo lugar para retirarse mansamente.

 Aunque parezca mentira,fueron muchos los testigos que lo vieron estupefactos desde las azoteas,por eso se conserva tan fiel esta historia. Días después sacaron a la calle a La Virgen de La Palma para agradecer este milagro,y todos los años por esas fechas se conmemora este hecho.

Este milagro evitó muchas más muertes de lo que al final ocurrió, murieron gente entre el camino de Cádiz y San Fernando,y fue en Huelva,que también sufrieron esta desgracia,donde el número de muertes fue muy alto.

 Como ya he comentado, este suceso se traspasa de padres e hijos,y cada vez que se habla del mar en Cádiz sale este tema porque según los científicos,no se sabe cuando,pero lo seguro es que se volverá a repetir.

Comentarios